Gracias al grosor de su blindaje y a sus poderosos cañones, los tanques pesados son el enemigo más temido.

Los tanques pesados son vehículos grandes y pesados diseñados para cambiar por la fuerza el rumbo de la lucha en el campo de batalla de manera irresistible. Blindaje pesado y cañones de gran potencia hacen de cada tanque pesado una fuerza con la que hay que contar.

null

Los tanques pesados son generalmente lentos, pesados y altamente blindados. El tanque pesado “más ligero” pesa aproximadamente 29,53 toneladas, más o menos lo mismo que el tanque medio promedio, mientras que el más pesado entre los pesados pesa la inmensa cantidad de 190 toneladas. Debido a ello los tanques pesados tienen unas velocidades máximas que varían mucho: entre 20 km / h para el Maus, a 65 km / h para el 50B AMX, pero son generalmente más lentos que un tanque medio. La armadura pesada del casco de un tanque puede ser tan grueso como 250 mm y la armadura de la torreta puede alcanzar espesores de casi 300 mm. Sólo los anticarros y artillería emplean armas más poderosas.

De gran tamaño y con falta de movilidad en general, resulta prohibitivo que un tanque pesado lleve a cabo misiones como explorador. Los tanques pesados se utilizan mejor como punta de lanza en ataques o bloquear las rutas a una fuerza de ataque enemiga. Debido a la baja velocidad del tanque pesado, el cambio rápido de posición por lo general no es una opción y pasar a defender a un costado diferente o posición es un proceso lento. Por todo ello los tanques pesados suelen acometer una determinada ruta a la hora de mudarse a ciertas distancias. Mientras que suponen un vehículo formidable, los tanques pesados son extremadamente vulnerables a fuego de la artillería, y ante vehículos rápidos que puedan superar la velocidad de rotación de sus torretas. Por lo tanto, es esencial que un tanque pesado debe moverse con el apoyo de sus compañeros para protegerlos contra múltiples amenazas. Los tanques pesados suelen tener una menor velocidad de desplazamiento de torreta que los tanques medianos.

Debido a su pesada armadura, la búsqueda de puntos débiles y el uso de fuego desde los flancos a menudo son necesarios para penetrar la armadura del tanque pesado. Los conductores de tanques pesados deben conocer sus propios puntos débiles y encontrar la manera de protegerlos.

Los tanques pesados aparecen como rombos rojos o verdes con dos rayas negras a través de ellos en un ángulo de 45 grados dividiéndolo en tres líneas, tanto en el mini-mapa como en el marcador de silueta.

Consejos:
– Eres grande, pero no inmortal. Lo mejor es que no expongas tus puntos débiles (parte trasera y laterales) en el campo de batalla.
– La segunda línea de ataque es una opción. Debido al pesado blindaje no serás un tanque rápido. Mantenerte en una segunda posición te permitirá eliminar enemigos rápidos y temerarios y, también, proteger la base y la artillería aliada.

Anuncios